Calabacín crujiente

Ingredientes

  • 2 calabacines medianos
  • Aceite de oliva
  • 1/2 taza de queso parmesano molido
  • 1/2 taza de pan rallado
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • Preparación

    1. Precalentamos el horno a 220ºC (425ºF).

    2. Cortamos el calabacín en rodajas un poco gruesas y en diagonal. Colocar las rodajas sobre una rejilla para el horno que habremos untado antes con aceite (mejor usar aceite en spray).

    3. Usar un aceite en spray o una brocha para untar las rodajas con un poco de aceite.

    4. Mezclamos el queso parmesano con el pan rallado y el ajo en polvo. Echamos esta mezcla por encima de las rodajas.

    5. Metemos al horno, en la parte de arriba, durante 15 minutos. Sacamos del horno y volteamos las rodajas de calabacín. Echamos un poco de aceite y la mezcla de queso y pan rallado. Metemos al horno de nuevo durante otros 15 minutos o hasta que se doren y estén crujientes por ambos lados.